Archivo de la etiqueta: Paté

Paté casero a la naranja

Paté casero a la naranja

sasa

6 hojas de gelatina

200 ml de zumo de naranja

1/2 kg de higaditos de pollo limpios y cortados en trozos

250 g de mantequilla  

200 ml de sidra

50 ml de zumo de naranja

2 dientes de ajos picaditos

una cebolla grande o 1 1/2 mediana

una hoja de laurel

sal y pimienta

Forramos un molde de plum-cake con papel film

Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua

Ponemos 100 ml de zumo a calentar y cuando esté a punto de hervir lo retiramos del fuego y disolvemos en el la gelatina bien escurrida, añadimos los otros 100ml de zumo y lo ponemos en el molde

En una sartén pochamos la cebolla con los ajos y 50 g de mantequilla y cuando este empezando a tomar color añadimos los higaditos, sal, pimienta y la hoja de laurel

Dejamos que se haga un poco y le echamos la sidra y los 50 ml de zumo, lo mantenemos a fuego medio-fuerte hasta que se evapore “casi ” todo el líquido.

Retiramos del fuego y le quitamos la hoja de laurel, añadimos la mantequilla a trocitos y damos vueltas con una cuchara de madera hasta que la mantequilla se disuelva por completo

Pasamos por la batidora y cuando este tibio la ponemos encima de la gelatina que ya se habrá solidificado

Dejamos en el frigo hasta que esté bien frío y compacto ,  más o menos unas 4 horas .

Anuncios

PATÉ DE SALMÓN Y PEPINILLOS

SONY DSC

Ingredientes:

250 g de salmón fresco

200 ml de nata ligera para cocinar 18% M.G.

Pepinillos en vinagre

1 cebolla pequeña

Sal

Preparación:

Paso 1: Cocemos el salmón en una cazuela con agua y un poco de sal, durante unos 10 minutos. Lo suficiente para que el salmón quede bien hecho. Retiramos, dejamos enfriar y limpiamos. Apartamos posibles espinas y restos de piel.

En un vaso de batidora, añadimos la cebolla bien picada, los pepinillos,la nata para cocinar y una pizca de sal. En este caso, he utilizado pepinillos pequeños, un puñado, como seis o siete, creo que son suficientes. Todo depende del gusto que le queráis dar, más o menos avinagrado.

Batimos todo con la batidora. Procurando que quede un crema compacta y sin grumos.

Paso 2: Atención, un consejo. De esta manera ya tendríais un paté para consumir en el momento, aunque un poco ligero, está riquísimo. Pero si queremos un paté consistente como los que podríais comprar en cualquier supermercado. Debemos cocer al baño María.

Añadimos el paté en el recipiente elegido, preferiblemente uno de cristal, que luego podremos utilizar para presentarlo en la mesa. Introducimos este en el horno caliente, lo colocamos dentro de otro recipiente con agua caliente, y horneamos a unos 180º durante 30 minutos. Pasado este tiempo comprobamos si el paté está listo. Si el paté se mueve como si fuera un flan, perfecto. Dejamos enfriar unas horas. Siempre es preferible prepararlo de un día para otro.